Facebook está ocurriendo ahora

Estándar

Imagen

Sabemos que las redes sociales se basan en comunidades de usuarios que establecen relaciones personales o profesionales y que por medio de ellas comparten conocimientos y experiencias.

Pero la existencia de estas nuevas estructuras no ha cambiado el comportamiento de las personas. La necesidad de pertenecer, las tribus que engloban intereses en común siguen estando presentes en la actualidad. Está claro que somos animales sociales y estas nuevas tecnologías acompañan las actuales prácticas culturales.

Podríamos sumar a ellas la necesidad de que además, estas formas de relacionarse sean globales e instantáneas. Pero esta característica puede denotarse en un sinfín de redes sociales aunque no todas ellas son iguales ni tampoco el comportamiento de sus usuarios. Sabemos que desde hace algunos años prácticamente todos los internautas forman parte de alguna red social, con una creciente predilección por los sitios que engloban lo cualitativo por sobre el cuantitativo. Facebook se encuentra a la cabeza de ellas. Y tiene sentido pensarlo si trasladamos la manera de mostrarlo a nuestra manera de vivirlo. No quiero hacer muchas cosas, quiero hacer cosas muy interesantes!!! Y como la transparencia y la unificación caracterizan este comportamiento, el momento es inmortalizado y mi sentimiento también. Y esta parte del compartir es fundamental, sentirse identificados o aconsejar con experiencia. Entonces comparto la foto del plato gourmet que me están sirviendo en el restaurant, o el increíble paisaje que en este momento estoy mirando, o la frustrante sensacion de estar atascado en el tránsito. Pero no solo comparto cosas interesantes, sino que además lo hago instantáneamente, y quedo al aguardo de la opinión de mis “amigos”. Menciono lo instantáneo en este momento ya que para alimentar una red como Facebook ésto es fundamental. Recuerdo una anécdota personal en la cual mi amiga Monica posteó una foto sobre un encuentro en el cual yo no estaba. Me enojé muchísimo dando por hecho que no me habían invitado ya que en esa semana no nos habíamos visto. Finalmente resultó ser una foto de nuestra última reunión, en la que además nos juntamos en mi casa!!!! Yo nunca consideré la posibilidad de subir a Facebook una foto de una reunión pasada. A menos claro que las caratulemos como “fotos del recuerdo”. Esto sucede porque en nuestra concepción de compartir esta inmerso el concepto de inmediatez. Las nuevas generaciones digitales desconocen el significado de “ponernos al día ” Ya ni siquiera espero a regresar de mi viaje, comparto mis fotos con mi red desde el lugar donde estoy. Y muchos se preguntan: ¿De qué vamos a hablar a tu regreso? Esa respuesta seguramente ya la postearon en Facebook bajo alguna de mis fotos. Estoy segura que no solamente siempre tendremos motivos de que hablar, recordemos que somos animales sociales, sino que postergar el tratamiento de un tema lo pone en el serio riesgo de que luego surja algo mas interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s