Las TIC en el aula: sumando desafíos

Estándar

Para quienes nos dedicamos a compartir el aula y lo que de ello resulta, es enriquecedor pensar en nuevas formas de relacionarnos y construir. El Instituto para la utilización de las tecnologías de la información (TIC) en la educación de la UNESCO establece que ellas pueden contribuir al acceso universal a la educación, la igualdad en la instrucción, ejercicio de la enseñanza y aprendizaje de calidad, el desarrollo profesional de los docentes y la gestión más eficiente del sistema educativo.

5579c73e38

Algunos de estos aspectos son del tipo social, con foco en las políticas públicas y otros con foco en el desarrollo docente con consecuencias directas en el ejercicio de la enseñanza y el aprendizaje.

Las TIC cuentan con una doble valoración socio-cultural. Pueden ser vistas como un problema y también como solución. Esa relación problemática se mantiene tan actual como a partir de su surgimiento.


Pero ¿cómo afectó la tecnología a la enseñanza? Ha favorecido el acceso, la integración, la universalización y la calidad del acceso a los contenidos y al desarrollo educativo para los alumnos pero también para toda la comunidad educativa. La aparición de internet hacia 1969 y su posterior generalización modificó los hábitos de la sociedad en su conjunto. Se puede considerar el inicio del acceso a enormes cantidades de material y la posibilidad de generar contenido y también distribuirlo. La penetración de estos avances se ha localizado, al igual que otros desarrollos, en las regiones más desarrolladas alcanzando allí un 80% de penetración, mientras que en los sectores más desfavorecidos sólo alcanza el 20% de penetración.

Es en la misma medida en que se van adoptando los diversos usos de las TIC en lo cotidiano que afecta de forma directa el uso en las aulas. La utilización de las TIC en el aprendizaje posee características diferentes al aprendizaje tradicional.

Se introduce la manera colectiva de este constructo que permite posicionar al docente como un facilitador más que como monopolizador del saber.

La competencia digital originalmente implicó el uso seguro y crítico de las TIC tanto para el ocio, trabajo como para la educación. Este concepto ha ido transformando su significante con los cambios en la misma tecnoloǵia pero también con las modificaciones culturales. Ha llegado a comprenderse esta competencia no sólo en relación al dominio de una herramienta sino también a la creación e interacción con los recursos multimedia que se requieren para la generación de contenido, la gestión de ellos y la administración de la propia identidad en la red. La competencia digital incluye las habilidades en el uso de la información, el manejo de las herramientas tecnológicas y creación de contenido a partir de ello. El docente, como facilitador del acceso al conocimiento, debe ser también competente en estas áreas para poder acceder junto con los alumnos a estas prácticas actuales. Así estará acompañando al alumno en el proceso de curación y selección de acuerdo con los parámetros de fiabilidad de la información, el uso responsable de la identidad digital, etc.

15823100

 

 

“Es habilidoso quien sabe hacer nudos marineros, pero precisa ser competente para además comprender en qué momento es necesario utilizar cada uno”. (Le Boterf)

 

 

El aprendizaje se vuelve significativo cuando es posible utilizar el conocimiento en otros aspectos de la vida. De igual forma, los aspectos de la vida son insumos de las competencias. Es por ello que la enseñanza no sólo depende de los contenidos sino de las competencias adquiridas para el uso de esos contenidos. En la actualidad cualquier ciudadano debe ser competente digitalmente para poder desarrollar actividades sociales y civiles habituales.

Diversos son los públicos a los que debemos prestar especial atención y análisis desde nuestra disciplina. La estrategia pedagógica se abordará identificando y comprendiendo la institución académica (Universidad), la asignatura específica que abordamos, los colegas docentes, los alumnos.

La identidad digital es la versión digitalizada de la identidad. Esto no significa que deba ser diferente a la identidad que nos representa socialmente. De la misma forma que en determinados ámbitos se puede dejar ver un aspecto de nuestra identidad. La identidad digital, al igual que la tradicional puede verse afectada por lo que dejamos ver de nuestra personalidad, por quienes nos influencian o por quienes influenciamos. Visto de este modo no está muy alejada de la identidad tradicional, está mediada simplemente por las nuevas tecnologías. Así como siempre destacamos que las organizaciones cuentan con presencia en Internet aunque no lo quieran, lo mismo sucede con nosotros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s